#MiPrimerAcoso

Hoy fue la Movilización Nacional contra las violencias machistas en México. Sin embargo, lo más impactante fueron las historias contadas en Twitter tras el hashtag #MiPrimerAcoso, a propósito de esta marcha.

En su mayoría mujeres de varios países denunciaron en sus cuentas lo indignante y traumático que fue la primera vez que sufrieron un tocamiento o falta de respeto por una persona. Publicar esto, más allá de calificar a los hombres como A y a las mujeres como B, es para crear una conciencia en aquellos que no ven nada de malo en intervenir a la gente con comentarios y acciones que ofenden. También para hacer notar que el acoso es mucho más común de lo que se cree solo que muchas veces lo ignoramos, aguantamos por vergüenza o nos sentimos culpables, con miedo a ser atacadas si respondemos.

Otro aspecto a tener en cuenta es la edad en la que estas ofensas empiezan: 4, 5, 6, 11…y algunxs recién se atreven a decirlo ahora, en la adultez. ¿Qué te asegura que las niñas y adolescentes en tu familia no sufren de esto ahora y que se callarán hasta que tengan 30 o toda su vida?

Aquí, algunos ejemplos:

Si no fuera trágico y asqueroso, hasta diría que se trata de algo similar a #MiPrimerBeso o #MiPrimeraVez, en el sentido de que todas las mujeres estamos destinadas a sufrir acosos al menos una vez en la vida. Esto no es normal, ya dejen de buscar justificaciones a algo injustificable. Como le digo a muchos: Acaso si alguien te toca los testículos, se masturba frente a ti o te dice groserías, ¿te avergonzarías y te autoculparías o repartes puñetes, patadas e insultos en respuesta? Entiende que para muchxs no es tan fácil mandar a la mierda como para ti lo es. Ponte en nuestro lugar, al menos una vez.

Y, ojo, estamos hablando del primer acoso, no del peor.

Anuncios